Almagrafía

“Las canciones son fotografías del alma.”

Así define el cantautor Jimmy Malla su manera de entender la música y de ese concepto nace la palabra “Almagrafía”.

Jimmy se refiere a “almagrafías” cuando habla de sus canciones. Como si se trataran de los retratos de lo que no se puede ver, pero sabemos que está allí.

Un aroma te puede transportar a un estado de ánimo de un momento pasado y al igual ocurre con las canciones. Al escuchar una canción conocida uno es capaz de volver a ese momento, a sentir como en ese instante y a disfrutar de nuevo de la emoción que nos produjo esa melodía.

Esa es la magia de la música. Tiene el poder de captar lo que hay en lo más hondo de nuestro ser e inmortalizarlo para siempre. 

El disco contiene 11 “almagrafías” llenas de verdad, emoción y fuerza acompañadas de una producción impecable y un sonido con toques más electrónicos sin olvidar las raíces flamencas del cantautor.

Producido por Antonio Torres Vega (también productor de su primer álbum), el disco se grabó en Barcelona durante 2013 y se mezclo ese mismo año en los estudios Beat Garden de Barcelona por el mismo Antonio Torres y Pau Mestre.

La masterización realizada por Yves Roussell concreta un trabajo musical a la altura de las grandes producciones pese a ser un disco totalmente auto-editado.

“A veces la ilusión va dónde el dinero no llega”.

Este nuevo trabajo de Jimmy está lleno de eso, de una ilusión enorme por hacer lo que a uno le llena. Cada músico, artista, técnico que han pasado por este proyecto tienen algo en común: Creen en él, y eso sin duda se percibe desde que empieza a sonar.

“Almagrafía” es una voz sincera que, pese a la difícil situación discográfica del momento, lanza un grito de “adelante” para seguir soñando y trabajando para lograr un sueño: Hacer música y poder compartirla.